jueves, octubre 6, 2022
Inicio Opinión Análisis: Grindetti e Insaurralde, los grandes ganadores de la elección

Análisis: Grindetti e Insaurralde, los grandes ganadores de la elección

El intendente de Lanús y su par de Lomas de Zamora son las caras del triunfo de Juntos y el FdT respectivamente en la provincia. ¿Las caras de la derrota? Por: Ruben Molina

Las elecciones de medio término dejaron en la región varias conclusiones: la primera y principal es que los intendentes del Conurbano son prácticamente invencibles, inclusive aquellos que no son del peronismo. Un ejemplo claro es Néstor Grindetti en Lanús. Sin dudas el dirigente del PRO se constituyó en uno de los grandes ganadores del domingo pasado. Pero hoy otro que también destaca, y mucho, es su par peronista de Lomas de Zamora: Martín Insaurralde.

El actual Jefe de Gabinete bonaerense se erigió en pieza fundamental de la levantada del Frente de Todos en el Conurbano. Su rol en el gobierno provincial potenció a los intendentes. Sin dudas eso permitió el desarrollo de una campaña territorial efectiva que permitió revertir el resultado provincial de las PASO y ampliar las diferencias obtenidas oportunamente en cada uno de los distritos.

Una vez más Martín Insaurralde se convierte en la principal figura del peronismo de la provincia de Buenos Aires. El único que pudo amalgamar a sectores del kirchnerismo puro, el peronismo ortodoxo, el massismo y gran parte del sindicalismo. Su posición lo convierte nuevamente en una figura expectante para la pelea que se viene en la provincia de Buenos. Es un secreto a voces que ese es su gran y próximo objetivo.

Está claro que después de los festejos por la “derrota digna” del domingo pasado, y luego que baje la espuma, deberá volver a una agenda que a priori se presenta harto compleja. En la legislatura bonaerense el peronismo alcanzó la paridad en el senado pero necesitará de los votos de Juntos para conseguir el quorum. En la Cámara de Diputados la oposición contaría con los votos suficientes como para darle más de un dolor de cabeza a Kicillof, incluso si se lo propone arrebatarle la presidencia.

Esta etapa que comienza mostrará la verdadera cintura de Insaurralde, no solo para continuar amalgamando las piezas internas del peronismo sino también poder acordar con la oposición. Capacidad no le falta. Habrá que ver hasta dónde el recelo del actual gobernador le permite avanzar en sus movimientos. Por ahora pareciera que hubiera luz verde y viento a favor.

Grindetti
El otro gran triunfador fue el Jefe Comunal de Lanús. En el medio de la “recuperación” final del voto peronista en el conurbano, Grindetti pudo enderezar la nave y continuar avanzando. En las recientes PASO locales pasadas su lista quedó relegada en cantidad de votos obtenidos. La sumatoria de la interna del FdT obtuvo en aquel entonces 41,02%; en tanto que la de Juntos el 39,71%. En esta oportunidad los números se invirtieron: 41,11% para Juntos y 40,29 para el FdT.

Pero el intendente Grindetti, como jefe de campaña de Diego Santilli, fue artífice de otro gran logro: el triunfo de Juntos en la Provincia. En 2019 el peronismo había recuperado el territorio bonaerense con un envidiable 52,40% y un exiguo 39,69 % de JxC. El domingo las cosas se emparejaron: 39,81 a 38,53 a favor de la oposición. Tal vez el mérito no haya sido tanto de él como de los “yerros” del gobierno. Habría que preguntarse y analizar a dónde fueron esos casi 14 puntos que el FdT perdió a lo largo de estos dos años.

Al margen de las especulaciones y análisis, Grindetti formó parte de la mesa política que puso en valor otra vez a Juntos en la Provincia. Quizá haya que profundizar la estrategia para el conurbano. Está claro que con el armado peronista de “Hacemos” no alcanzó. Los intendentes justicialistas volvieron a hacer valer el “aparato” y su prominencia territorial. Los “sin tierra” otra vez quedaron muy relegados.

¿Cuál será el futuro de Grindetti? El que él decida. Hace unos días, en una entrevista radial en el programa Sin Retorno (viernes 16 a 18 por Radio URBE), ratificó su voluntad de no ir por una nueva reelección y su apoyo a Diego Kravetz. En su entorno apoyan la idea de una candidatura a gobernador. Habrá que ver si germina la propuesta en el resto del PRO bonaerense y en sus aliados de Juntos. Nombres, con aspiraciones, sobran en ese espacio para la elección de dos años. Por lo pronto una Vicepresidencia y una pulseada contra el clan Moyano en el club Independiente lo están esperando para fines de diciembre.

Derrotados
En una elección tan pareja, como la ocurrida el fin de semana pasado, se dificulta encontrar nombres que puedan ocupar el lugar de perdedores. Pero sí se puede asegurar que toda la estrategia de “Hacemos” en el conurbano para cooptar peronistas desencantados no alcanzó. La ambulancia de Diego Kravetz no fue suficiente para detener la avalancha de votos de los intendentes justicialistas de la Tercera Sección Electoral.

Mariano San Pedro, en Almirante Brown, y Guillermo Viñuales, en Lomas de Zamora, vieron desafiadas sus aspiraciones para 2023 en cada uno de sus distritos. Los jefes comunales hicieron valer su poder y dejaron muy atrás a los candidatos de Juntos. En algunos casos, como en el de lomense, el desafío viene de antes y proviene de las propias filas del PRO local. Está en claro que dentro de dos años se juegan otras cosas, pero la denominada “pata peronista” en el PRO deberá retocar algunos de sus planes.

Otro que enfrentará problemas internos es Evert Van Tooren en Esteban Echeverría. El malestar viene del lado del radicalismo. Lo acusan de no haberlos dejado fiscalizar (click acá). La derrota tiene sus padres, y los radicales de Echeverría salieron a endilgársela a Van Tooren. Las broncas se arrastran desde las PASO, cuando desde el PRO le birlaron al presidente de la UCR local: Carlos Guliani (click acá).

El peronismo, a pesar del extraordinario “sprint final”, también tuvo sus frustraciones en la región. Una de ellas fue nuevamente en Lanús. El camporista Julián Álvarez, quien encabezó la lista de concejales, volvió a ver truncadas sus intenciones de alzarse con un triunfo. ¿Habrá sido su última oportunidad? Nicolás Russo y Agustín Balladares se refriegan las manos.

Párrafo aparte para la izquierda y la fuerza de José Luis Espert. Estuvieron a nada de alcanzar bancas en varios distritos. Otra vez se quedaron en la puerta. La pregunta es si es el inicio de un camino de crecimiento para ellos o una nueva y fallida experiencia electoral de estas fuerzas de izquierda y derecha. El tiempo dirá.

Finalmente qué decir de Florencio Randazzo y su papel electoral. Lejos de alcanzar alguna banca, tanto a nivel nacional, provincial o local. Claro, como peronista que se define, con un poder de fuego y daño que con sus casi cinco puntos lo puede volver determinante a la hora de una elección definitoria, como la que se avecina en dos años.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Compartilo en tus redes

Radio Sin Retorno / (Lunes a viernes de 10 a 13)

Lo último de Data Conurbano

Tal vez te interese:

Abrir chat
Sin Retorno Chat
Hola! 😊
Ahora podes escribirnos por acá. 📲

Te leemos de 10 a 13 por GPS El Camino FM 90.7 http://www.radiojcb.com.ar/player-gps